Perú: Iquitos, la selva peruana 08/2015

DÍA 1: Cogemos el avión en el aeropuerto de Lima a la hora del café peruano, a las 6am, con parada técnica en Pucalpa para repostar combustible 8-O. Cuando llegamos a Iquitos, una oleada de calor ‘soportable’ (no como el de Murcia) nos invade…que gustito. El aeropuerto es mini no, lo siguiente, es decir, que bajas del avión y caminas 50 metros por la pista hasta entrar en el aeropuerto donde justo ahí esta la recogida de maletas. Ves incluso como las bajan del avión que te dan ganas de decirle: “no hace falta que las pase por la cinta, esa es la mía”.
Salimos ya con nuestras maletas y con el sol selvático pegándonos fuerte se nos vislumbra el paraíso de los mototaxis. Nos venían a recoger del hotel, un coche modernísimo que abre las puertas desde dentro y la luna delantera rota en ambos lados… El paisaje durante el trayecto de lo más llamativo, todo rodeado de selva, nuestro coche rodeado de mototaxis que llenaban las calles de un ruido ensordecedor a lo que hay que sumarle el olor a gasolina que casi no te deja ni respirar. A un lado y al otro talleres de reparación de mototaxis…y es que este medio de transporte nació aquí en Iquitos, donde da la sensación de que todo el mundo se conoce, mototaxistas y conductores de coches quienes sortean la carretera como si no hubiese un mañana, ni carriles tampoco, aquello me recordó a la serie de los autos locos que veía de pequeña, y nuestro conductor no era menos, que va lento su carril pues no pasa nada, invade el de sentido contrario para adelantar y listo! aún viniendo otros coches…

Mototaxi Mototaxi
Ya en los apartamentos Nativa Apartments, Mónica la dueña, nos recibe amablemente e indica algunas de las actividades que podemos hacer durante nuestra estancia y nos recomienda lugares donde ir a comer/cenar. Ya en la habitación, muy amplia y bien equipada, empezamos a buscar qué queremos ver concretamente y de repente una lluvia amazónica nos sorprende por la ventana, pero por suerte para pronto. Bajamos para ir a darnos un paseo por el pueblo (y ya de paso preguntar en alguna agencia para comparar con los precios que nos diese Mónica), fuimos a la Plaza de Armas y de ahí a la oficina de turismo para que nos informasen un poco más. Nos dijo que los lugares donde queríamos ir los podíamos hacer por nuestra cuenta pero que con un guía te lo va explicando todo mejor. De ahí salimos a pasear por el malecón que nos dejaba estampas preciosas, vimos palafitos impresionantes y la inmensidad del río…Nos tomamos algo en una terracita de la zona admirando las vistas y luego seguimos el malecón para el otro lado.

Vistas Palafitos

mototaxi

Ya de vuelta al hotel concretamos con Mónica un tour para el domingo por 180 soles los dos, que nos ocupaba: el mirador con el cruce de los ríos (Amazonas, Nanay – El mariposario – Tribus Bora – Fundo Pedrito) y nos fuimos a cenar al restaurante flotante ‘Al frío y al fuego’ .Un mototaxi te deja en la puerta donde te recibe gente del restaurante que te indica bajar por unas escaleras hechas de troncos hasta el embarcadero donde espera una barquita que nos lleva, tarda unos 5 minutos. El restaurante cuenta con 3 espacios: piscina,bar y sala. Nosotros piscina por supuesto y casi todo el mundo, si no pillas piscina eres el pringado que se ha quedado sin, porque todo el mundo busca esa área. Te reciben con unas cortezas de plátano y dos salsas riquísimas y de beber nos pedimos un pisco sour y un siete raíces sour. Buenisimos ambos. Para comer unos tequeños de cecina, patarashca y una ensalada.

alfrioy

Todo exquisito y súper bien de precio. A la vuelta cogemos de nuevo el barquito y cuando ya nos deja en tierra cogemos mototaxi para el apartamento, 3 soles, una millonada vamos…aaaaayyyysssss.

DÍA 2: aquí no tenemos desayuno incluido así que desayunamos en la habitación cosas que compramos en el supermercado y a las 9 abajo que Maher (el guía) nos ha venido a recoger en su mototaxi 😀 Nos lleva hasta el puerto de Santa María, lugar donde empieza la ciudad de Iquitos y donde nuestro guía tiene su embarcación. A pesar de las apariencias es el sitio mas seguro de la ciudad, un lugar en el que no te quitan sino al contrario, la gente te ayuda, eso nos dicen…

santa maria

santa maria

Subimos a la embarcacion que dirige su hermano y esperamos unos minutos a que le traigan su comida, ya que normalmente en estos tours paran en restaurantes para que los turistas almuercen pero como nosotros llevamos suministro de barritas, galletas, patatas…no nos hace falta, cuanto más podamos aprovechar las horas de luz mejor.
Zarpamos rumbo a ver la unión del Río Nanay y Amazonas que nos lo encontramos a dos minutos de la navegación. La verdad que es impresionante como confluyen ambos ríos, aunque también la suciedad que contienen y la tranquilidad que albergan cuando es marea baja, .

amazonas y nanay

Seguimos navegando hasta Fundo Pedrito, la  reserva de caimanes y pirañas. La entrada cuesta 5 soles más otros 5 si les quieres dar de comer, nosotros lo hicimos. Lo primero que te encuentras al entrar es una estampa preciosa con cantidad de plantas Victoria Regia, muy parecidas a los nenúfares pero a gran tamaño.

victoria regia

Estas pueden aguantar hasta 10kg sobre ellas y su tallo debajo del agua puede alcanzar hasta los 7 metros. Seguidamente pasamos al estanque de las pirañas, y de verdad parece que no hay nada bajo el agua pero en cuanto les hechas comida…aparecen como moscas. Pasamos a ver los caimanes (me encantan estos animalejos) y finalmente los Paiches, un pescado típico de aquí que puede llegar a medir hasta 3 metros, con una piel preciosa utilizada en artesanía y una lengua que utilizan para hacer madera ya que es como una lija. Su carne es muy compacta y sabrosa. Es el pez más valorado de la región.

caimanes paiche
Cuando salimos de fundo pedrito nos encontramos con la palmera del Suri, un gusano comestible que sale del tronco de la palmera, sí como esos del Rey León 😆 .
De aquí fuimos a un mirador precioso desde donde se puede observar la grandeza de los ríos; y caminamos unos 20-25min hasta llegar al árbol de Lupuna, acerca del cual se cree la historia de un duende, Chuyachaki, que se te aparece por la selva y te confunde, como la noche :mrgreen: .Es el árbol más grande que han descubierto en el Amazonas y es muy utilizada su madera para la construcción.

Lupuna

Después fuimos a ver las tribus BORA en concreto la tercera maloca, ya que las primeras leímos estaban abarrotadas de turistas y las tribus hacen como si no supiesen lo que es un reloj 🙄 . Cuando llegas a la maloca, los avisan de que vas con un a especie de tambor. El jefe de la tribu hace su presentación hablándote de la historia de la tribu (cuenta que su abuelo los llevó allí porque se los comían al no llevar aretes ni colmillos de animales; sus caras están pintadas con carbón, pero sólo durante el trabajo, que es este; ellos viven de esto, llegan a las 8am y se van a las 5pm, su aldea está a 45 minutos andando de este lugar en el que antiguamente vivían y en el que ahora trabajan…) En la visita te bailan 4 danzas y en la última te sacan a bailar con ellos y terminan ofreciéndote las artesanías que realizan, no es obligatorio pero cuando estás allí no hace falta que te ofrezcan nada, las ganas de contribuir te salen solas…

BoraBora
Ya para terminar nuestro tour, nos acercamos en barquita al mariposario, donde tiene varias especies protegidas en recuperación, bien para reinsertarlas o bien para cuidarlas de por vida. Te hacen una visita guiada incluida en el precio de 20 soles. Debes dejar tu mochila en recepción y guardar cualquier objeto a la vista tipo lentes, pañuelos…ya que los monos viven sueltos y se te podrían abalanzar para quitártelo. El recorrido es interesante pero demasiado rollo tenía el estudiante de biología de ultimo año que nos fue de guía, si hubiese sido más ameno también le doy el aprobado… 😛

mariposario
Al salir del mariposario Maher y su hermano nos esperaban en la barquita ya para poner rumbo a Iquitos. Una vez desembarcamos nos fuimos a tomar algo al malecón e invitamos a Maher a un jugo, el cual ya intimó con nosotros y nos contó cositas de su vida. Más majo él…os lo recomiendo de guía. En el curioseo os dejo su facebook por si os interesa contactar con él.

Ya en la noche salimos a cenar y esta vez escogimos un sitio tradicional peruano recomendado por Mónica, ‘El Zorrito’; típico restaurante frecuentado por gente local. Es muy sencillo con decoración de toda la vida y trabajando…como toda la vida. Vamos que cuando vi como cogían las cosas con las manos, mezcla por aquí mezcla por allá las patatas te las pelo con la mano después de haber tocado la carne de otro y te las pongo en el plato que te voy a sacar ya y espero que no me hayas visto….dios mio casi se me sale el estómago por la boca. A pesar de eso, comí porque estaba hambrienta pero las patatas ni las tocamos! Algo a su favor es que el tacacho con cecina estaba muy rico y parecía el plato estrella del restaurante, pero mejor no saber el ingrediente secreto…ah! y no venden bebidas alcohólicas, nos pusimos morados a jugo de cocona que era el único que tenían a pesar de otros varios que ofrecían…

zorrito

Después del espectáculo nos fuimos a ‘Karma’, un bar de bebidas (aunque tenían comida también) para ver si un pisco sour nos remediaba la cena 😉 😈

DÍA 3: ultimo día en Iquitos. A las 9:30h comenzamos otro tour con Maher, sólo mediodía (120 soles los dos). La primera parada fue el Barrio de Belén, conocido por su enorme mercado y sus casas flotantes. Maher nos condujo hasta allí en su mototaxi, nos dio una vuelta por el mercado que te dejaba un característico olor a putrefacción y paramos al lado del “puerto” donde se cogían las barquitas a 10 soles para navegar y ver las casas flotantes. La tensión en este barrio se palpa en el ambiente y la de Maher no era menos, dejó su mototaxi al lado de un puesto y le dijo a una chica si se lo podía cuidar (a la que a la vuelta tuvo que darle propina por supuesto). Entrados en la barquita comenzamos nuestro paseo; son muy curiosas las casas flotantes pero la gente allí vive en unas condiciones de pobreza inmensas, tienen baños colectivos que ellos mismos se construyen con maderas flotando en el mar y las casas que no son flotantes son palafitos, es decir se asientan sobre palos de madera de gran altura para que el agua no inunde las casas con la crecida.

belén belén
belén

belenDurante el recorrido pudimos observar la gran cantidad de madera que se mueve y se exporta en esta ciudad, algo increíble, los troncos se traen en barco (mas caro) o atados flotando por mar (mas barato).

Seguidamente fuimos al Centro de rescate amazónico, donde pudimos observar especies como la  Chapaya (tortuga mas grande del amazonas), la Taricaya (tortuga con manchas amarillas), tortuga prehistórica…y te acaban la visita con lo mejor del centro: los manatíes, pudiendo tocarles y alimentarles, una experiencia de lo más divertida y entrañable.

Manatí Manatí

Ya para terminar el tour fuimos al zoológico de QUISTOCOCHA, 9 soles la entrada. No deja de ser un zoo como cualquier otro aunque con animales de la Selva. También hay zonas de plantación donde la gente “toma prestado” algunas de las plantas “medicinales” de allí y tienen una zona de playa artificial y restaurantes donde la gente va a pasar el día. Ya a mediodía decidimos irnos al restaurante ‘Al frío y al fuego’ a tomar un poquito el sol y aprovechar tranquilamente nuestras últimas horas en el Amazonas.

Quistococha Quistococha

quistococha

Quistococha

Nuestra última noche decidimos ir a cenar a un restaurante en el malecón ‘Dawn de Amazon Café’ con un muy buen puesto en trip advisor pero nada del otro mundo. No tenían la mitad de los platos que ofrecía la carta, así que acabamos pidiendo una ensalada de coco, pescado a la plancha (sólo les quedaba de una clase a pesar de la gran cantidad de los que ofrecían) y una causa de pollo. El precio acorde a la cantidad y calidad.

Amazon

“Un paraíso verde de esperanza…el pulmón de la tierra…biodiversidad en estado puro..esto es la selva peruana…no pasa desapercibida”

CURIOSEO

– Las excursiones al Amazonas pueden ser de 3 tipos:
1. Salida nocturna para dormir en mitad de la selva con familias.
2. Mediodía que serán unas 3-4h
3. Full Day que son desde las 9-10 de la mañana hasta las 4-5 de la tarde.
– Preguntamos en una agencia para hacer un tour a ver que tal, “ecological tour”, el tío tenía un rollo que para quien lo quisiese, nos cobraba 150 soles por persona y nos llevaba a dos ó tres lugares. Entradas incluidas pero con más turistas.
– Las excursiones con Maher fueron 180 el full day y 120 el mediodía. Tour privado, sólo para nosotros. Si queréis contactar con él su facebook es “Maher Canayo Pizango”.

– Dejamos a Mónica una bolsa de ropa sucia y nos cobraron 4 soles por kilo, la ropa no salió perfecta pero bueno…algo hizo.

– Hace mucho calorcito y hay mosquitos así que llevad repelente, protector solar y agua siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *