Paseo por Extremadura 04/2015

Un pequeño kit kat por Extremadura para disfrutar del entorno, la gastronomía y la buena gente. Comenzamos nuestra ruta:

PLASENCIA

Un pueblecito pequeño que en un día fácilmente lo puedes visitar. Si no os interesa el tema de museos (como es nuestro caso) con medio día es suficiente. Llegamos a las 16:00 al Hostal la Muralla, (perfectamente indicado en la segunda rotonda de entrada a Plasencia) muy céntrico y muy buena relación calidad precio; la decoración es antigua, acorde con el entorno, pero para dormir es más que suficiente y el desayuno por dos euros también, además de que si pides bollería te la ponen variada, típica de la zona y casera, muy rica.

Dejamos las maletas y salimos a darnos un paseo por el pueblo empezando por el trozo de muralla accesible y gratuito para los turistas: la Torre Lucía, en la Plaza de la Torre Lucía y que la cruza la calle con el mismo nombre, vamos que perderse es IM PO SI BLE 😉

Torre Lucía

En el centro de información de la muralla encontrarás un vídeo que relata la historia de la misma.
Al salir, nos dirigimos al Acueducto, no es el de Segovia, pero bonito de ver y más largo de lo que me esperaba.

Acueducto de Plasencia

Siguiendo su recorrido llegamos al Parque de los Pinos, que aunque nos recomendaron que no fuésemos porque lo único que había eran patos y pavos reales (muy cierto), ya que estábamos al lado que menos que verlo, aunque fuesen cinco minutos y si no estáis acostumbrados a ver pavos reales como es mi caso y os emocionáis nada más ver el plumaje pues dejaros caer dos minutos y suficiente para ver a decenas de ellos.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dejamos el parque de los Pinos para dirigirnos al Parque de la isla, pasando por la estatuta de Alfonso VIII y bajando por las escaleras mecánicas, que tendrás suerte si todas funcionan 😉 No bajamos hasta el parque ya que es uno más, lo vimos desde las alturas y dimos media vuelta poniendo rumbo hacia la Catedral, muy bonita y llena de nidos de cigüeña enormes, espectaculares. 4€ la entrada, quien la vea por dentro le invito a que me envíe una foto 😉

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desde allí callejeamos un poco viendo las distintas puertas de entrada a Plasencia con el objetivo de visitar el Parador, hotel y restaurante, puedes pasar a verlo, muy bonito, y pararte en su restaurante o tomar algo en la cafetería, muy acogedora con un personal muy amable y los precios no son desorbitados. La cerveza de la tierra 3,20€ acompañada de un buen bolecito de frutos secos y un capuchino 2€ acompañado con una pasta. WiFi gratis 😛

IMG-20150407-WA0008

Una vez finalizada nuestra mini vuelta por Plasencia volvemos al hostal para refrescarnos e irnos a cenar al ‘Tentempié’ (Calle Santa María, al lado de la Plaza Mayor), que a pesar de que nos aconsejaron varios por la zona, era el único lleno en la plaza, los demás vacíos. Buen ambiente, local moderno y buena comida, con tapas innovadoras.

PicsArt_1429354232875 A la mañana siguiente desayunamos en el hostal, acto seguido cargamos las maletas y nos dirigimos al Valle del Jerte en busca de los restos de los cerezos en flor. Por la N111 dirección Avila se llega sin ninguna perdida. Hacemos la ruta de los pilones, muy famosa, digna de ver y con mucha agua en esta época del año. Subimos por el sendero y a la mitad del camino nos encontramos con un mirador para observar una cascada, abre bien los ojos porque está muy lejos y apenas se aprecia el agua que cae. La vuelta la hicimos por el camino de carretera que aunque no ves mucho los pies lo agradecen. De Jerte fuimos a ver el cerezo en flor a la zona de Tornavacas que dada la avanzada fecha en la que fuimos cuanta mas alta la zona mas tarda en caer la flor (aunque por el camino hay gente que se para para hacerse la foto con el primer cerezo en flor que encuentra). También paramos en una nave para comprar productos típicos de la zona ya que no sabíamos si encontraríamos en Cáceres, pero ya os digo que SI, y más barato.

De Tornavacas fuimos a Candelario, el pueblo donde se grabó ‘Luna, el misterio de calenda’, parece un pueblo fantasma pero tiene casi mil habitantes. La carretera es con bastantes curvas en el primer tramo pero después mejora y pasas por numerosos pueblos con cuatro casas que te recuerdan a una peli de miedo. Llegamos a nuestro destino a los 40 minutos mas o menos y nada mas entrar hay un parking gratuito donde dejamos el coche y echamos a caminar por sus callejuelas. La verdad, es digno de ver, de esos pueblos que se conservan muy bien y con un encanto particular. Cuesta arriba, cuesta abajo, suelo de piedra, todas las casas con ‘batipuerta’ y un canal que recorre todo el suelo del pueblo que servía en la antigüedad para limpiar la sangre de los cerdos que mataban.

IMG_20150408_160835 Batipuerta IMG_20150408_154317 IMG_20150408_154256
Dimos una vueltecita dado que la hora de llegada y el tiempo no acompañaba estaba todo cerrado y pusimos rumbo a Cáceres. Llegamos al Hostal plaza Italia. Nos reciben amablemente y entre que descargamos maletas decidimos descansar en la habitación hasta la hora de cenar. Un miércoles por la noche a las 21:00 pues la mayor parte de sitios cerrados (excepto los de la plaza mayor, con alguna excepción, pero no nos convenció ninguno) y fuimos a parar gracias a trip advisor a ‘Taperia Yuste’ restaurante del hotel NH, trato excepcional y súper bien de precio, tapas a 4€. Salimos y a casa, ya que sitios de copas buscamos pero cerrados. Mañana probaremos mejor suerte.

PicsArt_1429354307455

TRUJILLO

Por recomendación de nuestro hostalero aparcamos el coche en la calle ‘Francisco Pizarro’, justo al entrar a Trujillo sigues recto hasta una caixa y giras a la derecha, y menos mal, porque la cosa no está como para meterse en el pueblo con el coche, además la calle está cerca de la plaza mayor, preciosa y lo primero que hicimos fue dirigirnos a la oficina de turismo para que nos recomendaran lo que podíamos ver en 2-3 horas. Hicimos un recorrido y visitamos el castillo y la iglesia de santa María la mayor, monumento nacional y con dos torres, la mas alta de ellas con unas vistas preciosas de la ciudad. Todas las entradas a monumentos cuestan 1’40€ menos la entrada a la iglesia q cuesta 1’80€. Había muchas visitas guiadas que tenían muy buena pinta pero por tiempo no pudimos hacer ninguna.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAMÉRIDA

Aparcamos en zona azul cerca del teatro romano (por cierto los parquímetros muy modernos puedes renovar la hora por internet) y sacamos la entrada conjunta para los monumentos (si eres estudiante te cuesta la mitad). Primero fuimos al Teatro y Anfiteatro. La verdad que después de ver Roma pues el mini coliseo de Mérida no impresiona mucho pero el teatro donde hacen las actuaciones en verano esta muy chulo e iluminado por la noche tiene que ser una pasada. Al salir, nos dirigimos al Museo, (la entrada conjunta para los monumentos no vale, pero nosotros entramos de gratis por ser profesores con nuestro carné acreditativo 🙂 ) interesante la cripta. Después pusimos rumbo a la Zona Arqueológica Morería, la Cripta de Santa Eulalia y los Columbarios; del circo romano pasamos ya que vimos el de roma y no ves na de ná. Volvimos a Cáceres reventaditos para irnos a cenar corriendo corriendo.

A las 20:30h abrían el restaurante ‘La Cacharreria’ (muy buenas valoraciones en Trip Advisor, además de que en el hostal nos lo recomendaron también, no reservan). Llegamos a las 21:20 y ya estaba completo, tuvimos que esperar media hora mas o menos pero no paraba de llegar gente y quedarse esperando por una mesa. EL servicio estupendo y la comida espectacular con tapas enormes por 4’50€ en la bebida se pasaron un poquito con el vino ‘Habla del silencio’ 18€ la botella cuando en otros sitios la vimos después por 14€. Terminada la cena nos fuimos al ‘Corral de la Cigüeña’ a tomarnos algo, tiene buena buena pinta pero a causa del mal tiempo apenas había gente.

PicsArt_1429354383657CÁCERES

Otro día con el paraguas en mano. Nos dirigimos a la oficina de turismo para a aprovechar el día y que nos dijesen lo mas importante a ver en el tiempo que disponíamos. Básicamente recorrido por las distintas plazas para ver torres e iglesias. En 2h estaba echo así que decidimos comer algo ligero y aprovechar la tarde para ir a ver el Casar de Cáceres que esta muy cerca y queríamos comparar el precio de las tortas del casar con las que vendían en la ciudad. Dos tiendecitas en el mini pueblo con precios desorbitados pero se nos ocurrió ir a la fábrica ‘quesos del casar’ y tuvimos suerte!! Los precios muy asequibles, mejor que en Cáceres y directamente de la fábrica! Nos llevamos de todo y la chica nos dijo que aguantan sin frío unos días y en el frigorífico un mes y que también se puede congelar la torta del casar, todo un descubrimiento.

CORIA

Pueblo, pueblo, pueblo donde los haya, con las calles pedregosas. Cosas que ver: la muralla, el castillo (que no se puede visitar), la cárcel eclesiástica y la cárcel real, iglesias y una preciosa catedral de la que no descubrimos como se puede subir a la torre.

Vuelta a Cáceres y a la hora de la cena esta vez escogimos el restaurante ‘La Minerva’ situado en la plaza Mayor de Cáceres. Llegamos a las 21:15 y menos mal, porque en cuestión de poco tiempo aquello se fue llenando por momentos. Es un lugar enorme, espectacular, con distintos espacios.. Nada mas que en cocina tienen de 16 a 20 cocineros,impresionante. El trato estupendo,aunque la comida la trajeron demasiado deprisa y no nos daba tiempo a descansar entre plato y plato, la mesa pequeña y todo amontonado. A pesar de eso la comida estaba rica, recomiendo enormemente las puntillas de solomillo con boletus, simplemente exquisitas. Y el jamón con salmorejo también.PicsArt_1429354491173Después de la cena nuestra camarera Sonia (de Trujillo) muy maja nos recomendó ir a tomar copas a la calle Pizarro y acabamos en ‘el pequeño gin’ con ginebras premium a 6€ (Premium la que yo te diga porque la que tu elijas difícil va a estar, ginebras que no conociamos pero que a menos de sabor estaban ricas). El lugar supuestamente especializado en ginebras,  ya que tenia dos estanterías y una y media estaba dedicada sólo a las ginebras. Te ponen tu correspondiente bol de frutos secos con golosinas que viene muy bien.

En resumen, un viaje muy cansado pero disfrutado a tope.

‘Las tierras extremeñas tienen mucho que ver, y por supuesto puede ser un lugar al que volver.’

One thought on “Paseo por Extremadura 04/2015

  1. Me encanta!!! me parece super buenísima idea para descubrir más y pedirte consejos sobre sitios que merecen la pena. Eres una CRACK!!! Guapaaaaa!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *