Garden Route

Nuestro recorrido por la Garden Route duró 1 semana. Comenzamos con la ruta!

PORT ELIZABETH

Nos alojamos en la zona de Summerstrand, ya que vimos por los foros que era buena zona. El alojamiento fue en Bayside Guesthouse, por dos noches. Llegamos por la noche, un lugar agradable, la habitación bastante amplia, con calefacción, wifi, frigorífico, cama King size, televisor y hasta un sofá! Cuenta con una piscina y un jardín pero por la temporada en la que fuimos no pudimos disfrutarla. El desayuno excepcional, variado: copas de fruta, yogurt, cereales, zumos, tostadas, café…y además te hacían lo que quisieses tipo huevos con bacon, tortilla, huevos revueltos… la verdad que todo el personal muy amable en todo momento y aconsejándonos lugares para visitar. Al llegar, lo único que pudimos hacer fue descargar maletas y decidir un lugar donde cenar. Aunque estaba cerca cogimos el coche ya que mucha gente por la calle no había y como no conocíamos la zona más vale asegurarse. Fuimos a cenar a ‘De Kelder’, un lugar curioso en el cual debes bajar unas escaleritas y al atravesar la puerta te encuentras un restaurante acogedor bastante grande, con muchas camareras, a cuál de ellas más maja; el trato estupendo y el precio acorde a la calidad de los productos; cenamos con vino sudafricano por supuesto, unos mejillones, unas gambas, un carpaccio de tres carnes distintas…todo muy bueno, a excepción de las gambas.

de kelder

Al día siguiente nada más desayunar y coger fuerzas empezamos nuestro paseo por Port Elizabeth. Fuimos recorriendo la costa por un paseo de madera muy bonito con sus miradores, donde ves las distintas zonas de la playa. A la vuelta pasamos por el Casino famoso (The Boardwalk Casino & Entertainment World) y nos dimos un paseo, ya que está lleno de tiendas y restaurantes.  Es muy bonito de ver y si tenéis oportunidad de ir por la noche debe ser espectacular; revisar fechas porque hacen espectáculos de fuegos artificiales.Acabada la visita decidimos volver al alojamiento, tomar algo ligerito e ir a visitar un centro de rehabilitación de pingüinos (South African Marine Rehabilitation and Education Centre) Interesante experiencia y el trabajo que realizan es admirable. Te explican todo sobre lo que hacen con los pingüinos y otros animales, pero ya puedes saber mucho inglés porque te van contando la historia las mujeres en edad senil que están ahí. Recogen a los pingüinos que están dañados por el gasoil de los barcos, o los golpes que estos les provocan. Están marcados y les ponen nombres por si alguna vez vuelven al centro de recuperación.  Puedes ver a los pingüinos muy de cerca.

PTE

Acabada la visita y sin prisas volvimos al alojamiento y esta vez escogimos ‘Ginger’ para cenar. Un lugar de clase alta. La comida exquisita y el trato muy bueno.

ginger

A la mañana siguiente pusimos rumbo a Knysna y en el camino paramos por Jeffreys Bay, Aston Bay, St Francis Bay (merece la pena pararse a ver esta playa, tiene casas espectaculares y canales venecianos); tan solo un poquito más adelante tienes el Cape St Francis, otras bonitas vistas donde puedes quedarte embobado mirando a los surferos que van a maestrar las olas. Y siguen un sinfín de bahías (Oyster bay) que en función de tu tiempo e interés puedes pasar a echar una ojeada.

SFB

Por el camino te encuentras también con el Bloukrans Bridge. Un super puente famosísimo donde la gente hace bungee jump o lo que es lo mismo puenting! Es impresionante. 216 metros de caída libre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Siguiente parada Plettenberg Bay. Hay muchas cosas para hacer: visitar la bahía, numerosas reservas de animales (Monkeyland and Birds of Eden -Radical Raptors – The Elephant Sanctuary… ), los Crags ( son distintos puntos en el recorrido. Hicimos algunas paradas hasta que nos dimos cuenta que para nosotros no tenían interés alguno: reservas de animales, parques infantiles, residenciales…vamos que no os perdéis nada. Ahora que para gustos los colores, así que os dejo un pequeño mapa sobre los Crags y ‘que juzguen sus señorías’ 😉 )

cruise20the20crags

Durante todo el recorrido encontrarás numerosos ‘Games Parks’ pero sinceramente después de haber estado en Kruger…no nos llamaron nada la atención, porque a nuestro parecer siguen siendo lo mismo que cualquier zoo.

Llegamos a nuestro siguiente destino de la Garden route:

KNYSNA

Nuestro alojamiento encontrado a través de Airbnb, se encontraba en una colina, un lugar precioso desde donde se podía divisar toda Knysna. Los dueños y la empleada de lo más amables. Nos dejaron el frigorífico lleno, nos recomendaban actividades, nos ofrecían llevarnos a lugares y/o recogernos…Esa tarde salimos a dar un paseo por Thesen Island, una isla pequeñita pequeñita, con canales también, que en 5min a paso normal te la recorres y más de estar todo cerrado porque allí a las 5-6 pm suelen cerrar todas las tiendas, a excepción de algunos supermercados que con suerte cierran a las 8. Esa noche decidimos quedarnos en casa a cenar para no hacer el feo de dejar el frigorífico tal y como nos lo encontramos ^_^ A la mañana siguiente salimos a visitar el Tsitsikamma National Park. Salimos tempranito, día nublado. Llegamos al parque y pusimos rumbo a nuestra primera ruta la mar de esperanzados, ya que nos habían dicho que desde este parque se podían divisar ballenas. La ruta preciosa pero ballenas pocas. Cruzamos los puentes colgantes, y ya por la tarde cuando nos íbamos vimos a un revoloteo de gente y tacháaaaaaaaaaaan una ballena! Allí estuvimos por media hora más haciendo fotos y viendo a unos valientes en kayak que se acercaban a ella.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llegamos al apartamento reventaditos, descansamos y buscamos lugar donde cenar, esta vez fuimos a ‘JJ’s Restaurant’ en el waterfront de Knysna, un excelente lugar con vistas al puerto. La atención tanto del dueño como del personal fue excelente y el menú variado, con distintos tipos de carne sudafricana, nosotros tomamos cebra 🙂 La relación calidad precio era buena y de todos los restaurantes que había alrededor, era el único que estaba lleno, así que recomendado si pasáis por Knysna.

JJ

De camino a Mossel Bay paramos en otras tantas bahías: Buffels Bay, Victoria Bay (esta muy bonita de ver con una pequeña piscina de agua natural del océano y que tiene un pequeño sendero que nosotros no hicimos). Paramos también en las Cango Caves, nada espectacular pero bonitas de ver. Hay dos tipos de rutas (corta y larga), nosotros elegimos la corta, en la que un guía te pasa por los distintos espacios en los que han dividido las cuevas y si tienes suerte y te toca un guía cantante con una súper voz como la nuestra pues con mejor sabor de boca te quedas. Al salir de las Cango Caves hicimos parada en la Cango Ostrich Farm, ya que habíamos leído información al respecto y teníamos curiosidad. Sobre todo porque habíamos leído que podías montar en uno de estos animalichos y la verdad, queríamos probar la experiencia. Primero te pasan a una sala donde te cuentan cositas de las avestruces (tipo de plumaje, las grises hembra, las negras macho para qué las utilizan…), después te pasan a una sala donde conservan los huevos, te los enseñan, los comparan, los tocas…y seguidamente fuera a jugar un poco con las avestruces. A mí me dieron un poco de pena los animalillos la verdad, de esto que estuviésemos viéndolos atrapados ahí en un trozo de terreno y jugando con ellos como marionetas…(yo creo que el Kruger me afecto a la hora de ver a los animales en su entorno natural donde tú eres el intruso y sentir que son ellos los que pueden hacer lo que quieran contigo…)me bloqueé y no quise hacerme fotos con ellos, ni mucho menos montarme encima, para lo que hay un límite de peso claro pero ya lo que me faltaba para animarme que aparte de ver a los pobres animalillos desorientados porque les tapan la cabeza para que no sepan lo que va a pasar, cuando te montas ya te puedes sujetar bien o la caída que te metes te deja más pasado que un huevo duro. La gente que lo probó se le ponía la cara como un tomate de la impresión. Ya fue a la hora de darles de comer cuando el guía casi que me obligó a la foto, porque todo el mundo había jugado y se había hecho fotos con ellos menos yo, así que me dijo: “¡tú la primera en darles de comer que no has hecho nada!”. Te da un cubo con pienso y te dice que te pongas de espaldas y camines hacia atrás porque en cuanto ven el pienso se te tiran como las locas y si vas de frente a ellas imposible darte la vuelta después. Así que bueno en conclusión pues pasas un rato entretenido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

MOSSEL BAY

Llegamos a nuestro alojamiento por la noche (para variar). El Bart-t-nique Guest House. La habitación bonita, con terraza y las vistas desde la sala donde sirven el desayuno espectaculares. Por cierto este muy bueno y variado. La mujer que lo atiende un encanto. La primera noche optamos por ir a cenar a ‘Café Gannet’. Un lugar muy bonito cerca del puerto y trato estupendo. Toda la comida muy rica (el champiñón y el pescado riquísimos). La segunda noche repetimos dado que no nos convencía ninguna de las otras opciones que encontramos por trip advisor. Así que recomendado queda 🙂

cafe gannet

Recién levantaditos a desayunar y rumbo al Point Of Human Origins,  muy cerca del faro de Mossel Bay al que su acceso estaba cortado. Desde este punto puedes hacer un trail enormemente recomendable con vistas ES-PEC-TA-CU-LA-RES. El camino es durante todo el rato al borde del acantilado con trozos de sendero más estrechos y más anchos dependiendo del tramo, hay que llevad cuidado. El St Blaize Trail es largo, unos 13km, ya en función de vuestro tiempo podéis hacer más o menos.

IMG_9339 OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

L’ AGULHAS

Llegada al alojamiento Ocean Art House, muy chic la verdad. Pero hacía mal tiempo y la verdad allí no hay nada que hacer, solamente ir al cabo para ver el cruce de océanos que es digno de ver y de foto por supuesto. Southernmost Tip of Africa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nosotros nos quedamos a dormir una noche (craso error), así que sí puedes ve de pasada porque sí te recomendaría que te quedases a dormir una noche en HERMANUS, donde se hacen los avistamientos de ballenas. Nosotros nos quedamos ensimismados con el maravilloso paisaje que bañaba nuestros ojos y del que no podíamos apartar la mirada ni un segundo. Aquí te puedes quedar horas y horas contemplándolas, entretenido buscando ballenas, con los castores a tu alrededor y con el Whale Crier, un hombre que lleva un cartel anunciándose y que porta una especie de cuerno que hace sonar cada vez que hay una ballena a la vista. El pueblecito es precioso y con gran cantidad de ambiente turístico. Lo recomiendo 100%.

 ballenas IMG_9418

Ya de camino a Ciudad del Cabo paramos en Betty’s Bay para ver la colonia de pingüinos. Stony Point Penguin Colony. Impresionante la cantidad de pinguinos que puedes encontrar aquí y verlos tan cerca en su ambiente natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *