Cosas que hacer en Peñíscola y alrededores

Os dejo unas cosillas que podéis hacer si estáis por esta zona, claro que se me pasarán muchas, pero es lo que hay, en tan poquito tiempo…todas las recomendaciones serán bienvenidas y por supuesto incluidas 🙂

1. Visitar Morella y su fortaleza.
2. Peñíscola y sus callejuelas medievales.
3. Castillo Templario de Papa Luna.
4. Comer pescadito frito en uno de sus innumerables bares y restaurantes.
5. Probar su cerveza artesana:
6. Dar un corto paseo por el Marjal.
7.Visitar el Parque Natural Delta del Ebro.

Ahora os paso a detallar un poquito más nuestro viaje exprés:

MORELLA

Empezamos nuestro viaje parando en Morella, municipio declarado Patrimonio de la Humanidad gracias a sus murallas centenarias, coronadas por su impresionante castillo a más de mil metros de altura. Cuenta con dieciséis torres y seis portales, y un asombroso trabajo de rehabilitación municipal que le confiere todo su encanto. Por ello forma parte de la Red de los Pueblos Más Bonitos de España. 🙂
Te sorprende a la entrada del municipio con unas impresionantes vistas de su castillo y las miles de casas que lo engalanan. ¿Digno de una foto o no? 😉

La puerta principal es la de San Miguel, pero la primera puerta que te encuentras al entrar es la de Mateo. Nosotros seguimos con el coche hasta un parking que hay más adelante, en el que hay que pagar por la entrada 2’50€ .
Ya de ahí andas hasta la Puerta Nevera, llamada así porque se guardaba en ella la nieve para los enfermos.

Esta puerta te adentra en dos direcciones, a la derecha hacia el castillo, a la izquierda hacia el casco histórico.
Nosotros escogimos primero la subida al castillo.

Andando por sus callejuelas y antes de llegar, nos encontramos con una iglesia gótica, cerrada los lunes, aunque una foto bonita por fuera no te la quita nadie.

Un poquito mas adelante se encuentra la entrada al castillo, 3’50€ adultos y 2’50€ reducida (esta última válida para estudiantes y maestros).
Te dan un mapa para seguir el recorrido e información sobre los distintos sectores que te vas encontrando: el claustro, la plaza de armas, prisiones…


Son tres pisos de castillo (que si no los subes embarazada de seis meses y medio pues no cuesta tanto) 😛
Es muy bonito ir caminando y observar e imaginar como fue su construcción, con todas esas rocas gigantescas…


Al bajar intentamos comer algo por el casco antiguo pero fue imposible por más que lo intentamos, todo completo y en algunos sitios cerraban 3’30-4 la cocina, y ya eran las 3 pasadas de más, por eso al final acabamos en el bar de los aparcamientos, que además tiene opciones veganas, para quien pueda interesar. 🙂

PEÑÍSCOLA

Peñíscola, un lugar idílico donde pasar unos días, con actividades para todos los gustos: playa, familia y cultura.
Aquí puedes descubrir una preciosa ciudad medieval adentrada en el mar, y coronada por su fantástico Castillo Templario en buenísimo estado de conservación y rodeado de callejuelas de aire medieval donde se han rodado numerosas escenas de películas y series, siendo las más importantes Juego de Tronos y la española El Chiringuito de Pepe. Durante su recorrido están marcadas las zonas de cine donde se rodaron las escenas así que si eres fan de estas series, puedes sumergirte fácilmente en sus escenas, recreándolas en tu mente.

Empezamos el día activando las piernas y caminando desde nuestro apartamento hasta el castillo de Papa Luna, por todo el paseo playero donde puedes hacer infinitas fotos del castillo, pero te recomiendo que te esperes al final, que es desde donde salen las mejores fotos 🙂

La entrada al castillo son 5€ y reducida 3’50€ a estudiantes y maestros.
Antes de entrar hay una estatua de Papa Luna donde si tienes suerte no tienes que esperar mucho para hacerte una foto con él😊

Dentro del castillo dicen que hay visitas guiadas cada hora sin coste adicional de 10-13 y de 16-19.
El castillo son 3 pisos, con salas en cada uno de ellos.


Las vistas son preciosas la verdad, se pueden sacar muy buenas fotos de ambos lados de Peñíscola.

Nota: hay unos baños públicos antes de entrar, en una placita donde hay heladerías, pero se ve que la mujer que los limpia no tenía un buen día y no me quiso dar papel higiénico para limpiarme así que me quedé sin pasar, menos mal que acto seguido nos fuimos a comer al restaurante Chiki, en la calle mayor, bajando un poquito, muy cerca de allí. Comimos la mar de bien, gazpachito, ensalada y fideuá.
Después nos fuimos a ver los jardines del castillo con la misma entrada que para el papa luna, cortitos y no para mucho.

Ya de vuelta, visitamos un poquito más el pueblo y pasamos por el Marjal, un paseo entre vegetación por una pasarela, no tiene mucho pero es bonito de ver.

DELTA DEL EBRO

lo primero que hicimos fue dirigirnos a la casita de información (donde también venden souvenirs, por si a alguien le interesa) en Poble Nou del Delta y una chica muy maja nos explicó con un mapa todos los recorridos que podíamos hacer.

Os dejo el mapa por si os es de ayuda:

Optamos por ir primero a Punta de la Banya, ya que era la zona más alejada, con playas a los dos lados.

Aún con el día gris, fue bonito de ver, pero no pudimos ir al mirador que había a 1500mtrs porque estaba alta la marea, y si hubiese hecho una temperatura agradable tipo solecito y por encima de 25° pues lo mismo me mojo los pies y me acerco, pero como no fue el caso, nos conformamos con lo que pudimos ver.


De allí pusimos rumbo a Deltebre para ver la desembocadura del Ebro, parando antes para comer en el Restaurante Nicanor, recomendado por Trip Advisor y donde comimos menú del día de rechupete la verdad, a 12€.
Ahora sí, con el estómago lleno rumbo a la desembocadura, aparcamos el coche (sitio sin problema) y caminamos hacia varios miradores, te encontrarás a gente pescando a pesar de que está prohibido… ❗

Ah! Y hay un barco que podéis coger que os da una vuelta por la desembocadura y os va explicando un poquito la historia, pero sinceramente lo veo un poco timo, aunque para la gente del inserso está muy bien :mrgreen:
Hay un mirador que parece un castillo desde donde se ve perfecta la desembocadura.

Y desde allí podéis ir a otro mirador a observar flamencos ❤❤❤


Ya de vuelta en el coche, íbamos a ir a otro punto, Illet de Buda, pero como íbamos algo justos de tiempo optamos por saltarlo e ir directamente al Port del Fangar a ver las dunas de las playa, y sinceramente nos llevamos una gran decepción, tanto por las dunas como por lo sucio del lugar y el olor…así que nada, desde aquí un llamamiento para que conserven en mejor estado la zona, ya que parece que es muy turístico y se pueden hacer muchas cosas, pero deberían conservarlo en mejor estado.

Para terminar nuestro viaje, antes de volver a Murcia paramos en Xátiva que nos pillaba de camino a ver su imponente castillo, dividido en dos: el castillo menor y el castillo mayor, pero hizo tan mal día y estábamos pasando un frío que pela que la vuelta tuvo que ser con el turbo puesto 😉

Y con esto y un bizcocho…hasta el próximo destino!

P.D. El alojamiento lo cogimos a través de la página airbnb, os dejo en enlace a la casa por si os interesa.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *