Perú: Lima 07/2015

Este año hemos decidido salir desde el aeropuerto de Alicante que nos sale igual de precio que desde Madrid, sí asombroso. Viajamos con American Airlines pero algunos vuelos operados por Iberia, vía Madrid (con 45min de escala) y Miami (con 2h y 30min de escala). En Alicante nos dicen que las maletas llegan directamente a Lima…qué presentimiento más bueno tuve cuando decidí facturar sólo una maleta…

Antes de aterrizar en el aeropuerto de Miami el comandante nos informa de que todo el mundo debe recoger maletas, incluso los que están en tránsito (nueva normativa que ha salido hace dos días, vaya por dios…). Creímos ir tranquilos porque teníamos más tiempo hasta el otro vuelo, pero casualidades de la vida, la maleta no aparece…así que a reclamar con un inepto señor de Iberia de unos 70 años que tendría que estar jubilado y al que le hacían falta las gafas de Harry Potter para mirar el folio a un metro 😕 …nos pusimos en la fila de personas para reclamar pero allí se colaba todo el mundo y al señor parecía importarle poco. Cuando fue mi turno se me coló una señora y la atendió a ella. Le dije muy amablemente al señor que yo estaba esperando un rato en cola y nuestro vuelo se iba que por favor me cogiese los datos para la maleta y me dice…”señorita es que si encuentro la de otro antes que la suya…” Cómorrrrrrlllllll??????!!!!!!! 😯 😯 ❗ ❗ ❓ ❓ Y me remata diciéndome: “Quiere que sigamos discutiendo???!!!” así que le dije que hiciese lo que le diese la gana y nos fuimos 😡 👿 . Con la risa floja de los nervios tenia que cambiar el chip para que nos dejasen colarnos o no llegábamos al avión. Habían empezado a embarcar y nosotros aún debíamos pasar dos controles con unas inmensas colas…así que modo risa apagado y modo nervios encendido al máximo! Billetes en mano fui preguntando a la gente si nos dejaban pasar que íbamos a perder el vuelo. Gracias a algunas almas caritativas conseguimos llegar antes de que cerrasen las puertas y ya sentados en el avión respiramos tranquilos :mrgreen: …Llegamos a Lima tarde en la noche reventados, el día había estado entretenido y por suerte venían a recogernos unos familiares para dejarnos en nuestros hostal en la zona de Miraflores, el Pucllana Lodge, un lugar con encanto, céntrico y con habitaciones cómodas, amplias y bien acondicionadas, donde pasaríamos 3 noches y dos días completos para explorar la ciudad de Lima. Comenzamos!

DÍA 1: Desayunamos en el hostal tempranito que a pesar de no ser buffet ofrece muchas cosas: yogures, cereales, zumos, infusiones, pan, mantequillas y mermeladas, café y huevos.

desayunomate de coca

Con las pilas puestas ponemos rumbo a coger nuestro primer autobús de línea en la ciudad para que nos lleve al centro. Hace unos meses han puesto una línea de buses, el corredor azul, que está bastante bien y tiene muchas paradas por toda Lima. Cogimos el autobús 302 (1’20 soles) y nos bajamos cerca de la Plaza de Armas.

Plaza de Armas   Plaza de Armas

Allí nos hicimos las fotos de rigor y buscamos la Iglesia de San Francisco (10 soles) donde nos hacen una visita guiada acabando en las catacumbas. Un provechoso recorrido donde nos enseñan cómo utilizaban los huevos de aves guaneras como cemento y diversas fosas que acogían 4 personas apiladas entre capas de cal embalsamadas en tela.

De allí nos fuimos a ver el Mercado Central donde puedes acercarte y comer o comprar infinidad de cosas para el hogar, frutas, verduras y un sinfín de artículos. No deja de ser un mercado pero lo que a mí más me gusta de ellos es que son el lugar donde de verdad puedes observar los productos típicos de la ciudad.

Cerca de allí visitamos el Barrio Chino, uno de tantos…y después volvimos a la plaza de Armas para visitar la Catedral. La entrada sola cuesta 10 soles pero si quieres visitar el Palacio Arzobispal cuesta 30 soles la entrada conjunta. En la catedral se encuentra la tumba de Francisco Pizarro, el conquistador de Perú.

Muy cerca de allí se encuentra la Iglesia de Santo Domingo y el Convento. La entrada cuesta 7 soles y te hacen descuento con carnet de profesor 😀 Se puede subir a la torre campanario que es un mirador, pero siempre acompañados de un guía, no puedes subir por tu cuenta. Nosotros nos acoplamos a un grupo de turistas que acababan de empezar la visita guiada, incluida en la entrada que pagas. Al campanario no pueden subir los niños por lo peligroso de las escaleras (135 escalones pequeñitos pequeñitos). Una vez arriba las vistas merecen la pena y la catedral se ve preciosa. Aquí en la iglesia se encuentra la tumba de Santa Rosa de Lima y la tumba de San Martín de Porres, una historia la de ambos muy enigmática, ya no sé si por la manera de contarlo del guía, que aunque no te vayan los rollos clericales te hace meterte dentro de la historia. Ahora que para un rato está bien, cuando comprobamos que la mujer se iba parando en el camino de una sala a otra para explicarte una pintura, una baldosa del suelo…y para eso cinco minutos de charla cada vez…pues lo siento mucho pero mi cabeza desconecta…ahora que la señora guía CHAPÒ 😉

Iglesia de Santo Domingo y Monasterio  Iglesia de SAnto Domingo y MonasterioIglesia de Santo Domingo y Monasterio

Al salir de allí cogimos el bus 301 de la linea azul para ir a Larcomar, un centro comercial en Miraflores construido sobre un acantilado. Es precioso, todos los restaurantes con vistas al mar, impresionante y cantidad de tiendas, pero para ricos…yo prefiero seguir siendo feliz con mi H&M 😉 😛

Por la noche cenamos en casa de unos familiares que nos prepararon platos típicos: pisco sour (el mejor que probamos de todo Perú, si es que como en casa en ningún sitio 😆 ) ají de gallina, pastel de chonta (alcachofa)…todo riquíiiiiiisimo!!

ají

DÍA 2: Este día lo dedicamos a dar un paseo por Miraflores. Desde Larcomar fuimos hasta Barranco a ver el Puente de los Suspiros. El paseo hasta aquí son unos 35-40min andando. Y bueno…el barrio es bonito pero nada del otro mundo y el puente, pues un puente, dicen que si lo pasas sin respirar se cumple el deseo que pidas, sólo eso, no hace falta tirar monedas ni nada por el estilo, sale barato 😎 😛

Puente de los suspiros

De aquí bajamos a la playa y andamos por la costa donde se pudimos divisar a varios intrepidos haciendo surf. Os aconsejo que no avancéis mucho y volváis por el mismo camino si no queréis caminar la larga vuelta y/o subir por el barranco, esto último fue lo que hicimos nosotros, al final lo recorrimos pero bien bien y llegamos de nuevo andando a Larcomar.

Barranco

Nos dimos un descanso y fuimos a ver el Parque del Amor que está muy cerquita. Es muy bonito y lleno de mosaicos de colores con frases poéticas en cada uno de ellos.

Parque del amorParque del amor Parque del Amor

Cuando se nos hizo la hora cogimos el corredor azul 302 para ir a ver el Parque de las Fuentes de Agua. La entrada son 4 soles. Es un espectáculo de 13 fuentes que no pasa desapercibido. Cada fuente es muy distinta a la otra y las combinan con espectáculo de luces y música. Hay muchas en las que puedes meterte dentro, nosotros lo hicimos claro 😉 Es un paseo muy entretenido y divertido y ojo, las fuentes están divididas en dos zonas y no hay otra manera de acceder que pasando por un “tunel”, pero está todo indicado, no problem.

fuentes fuentes fuentes

Ya con el día completito buscamos un lugar para cenar, la Panchita, muy cerca de nuestro hostal. Llamamos por la tarde para reservar pero nos dijeron que estaba todo completo, pero aún así podíamos ir y esperar a que se desocupase una mesa. Pues así hicimos, ya que leímos muy buenas opiniones. Cuando llegamos ya había gente esperando así que decidimos amenizar nuestra espera en el bar con un Pisco Sour. Conseguimos mesa a los 30min. El lugar es enorme, el personal muy amable en todo momento, la decoración moderna y la comida muy rica aunque el precio un poco elevado. De primeras te ponen panes de distintas clases, a cada cual más bueno, pedimos además empanadas y pulpo a la brasa muy ricos también.

panchita

Este fue el colofón a nuestra estancia en Lima…nos vemos en la selva!!

CURIOSEO
– Chicha Morada: debéis probar esta bebida típica del país hecha a base de maíz morado hervido. Curioso sabor pero rico.

– Pisco Sour: hay de muchas clases y sabores pero si sois fanáticos como yo de la fruta tropical debéis probar el Maracuyá Sour…simplemente delicioso.

– Souvenirs: Os recomiendo si queréis comprar souvenirs lo hagáis en Lima, son mucho más baratos que en el resto de Perú y tienen cosas de todos los lugares. Nosotros compramos prácticamente todos los souvenirs aquí, en las calles Jirón Carabaya y Jirón Ancash, cerca de San Francisco y la Plaza de Armas.

– Serenazgos: unos señores majísimos de la calle que te proporcionan información de la ciudad, mapas, y responden a cualquier duda que tengas.

– Taxis: hay más que coches. Es horrible la cantidad de taxis que hay. Yo os recomiendo que siempre utilicéis el taxi seguro. Lo encontrareis a través de la aplicación EASY TAXI, muy buena, te dan información de precio estimado y tiempo de llegada.

– Del Corredor Azul el bus 301 siempre va hasta los topes, vamos que parecéis sardinillas en lata. Mirad el recorrido del 303 por si os interesa, ya que es el que a menudo lleva menos gente y hace menos paradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *